Saltar al contenido

¿POR QUÉ CAMBIAR LA INSTALACIÓN ELÉCTRICA?

¿Por qué cambiar la instalación eléctrica?

En la actualidad, toda la normativa acerca de la seguridad y las instalaciones eléctricas ha variado mucho, endureciendose bastante. Ya sea por cumplir la normativa básica y poder dar de alta la luz o, simplemente, para mejorar tu instalación de cara al ahorro energético, renovar la instalación eléctrica de tu vivienda es una gran idea.

Instalaciones eléctricas antiguas

 Hay que tener más cuidado si tu instalación tiene más de quince años. Las instalaciones eléctricas antiguas pueden causar cortocircuitos y apagones, los cuales interrumpen el suministro eléctrico en nuestra vivienda, con todos los problemas que esto puede causar.

Pero no hablamos de estar viendo la televisión y que salten los plomos, hablamos también de problemas más graves como un incendio o que se estropeen los aparatos eléctricos por sobrecargas.

 

Señales de que debes cambiar la instalación eléctrica

La mayor señal es que tengas muchos problemas con todo lo relacionado con la electricidad, en todos lados y a todas horas.

Si, al encender la luz y que ésta se quede encendida, comienza a haber un olor desagradable o a quemado, ésto puede ser una señal de que los cables se sobrecalientan y de que tu instalación necesita una renovación.

En ocasiones, no hay señales tan evidentes y es necesario hacer una revisión del cuadro eléctrico o un enchufe para saber qué pasa. Si los cables no son de colores diferentes, sino todos del mismo, es hora de renovar la instalación, puesto que es bastante antigua.

Si tu instalación no posee toma de tierra, es muy urgente y obligatorio (legalmente) que la renueves.

¿Por qué renovar mi instalación eléctrica?

            Seguridad

 Si tienes electrodomésticos nuevos y una instalación eléctrica obsoleta, se pueden ocasionar accidentes e incidencias peligrosas para el hogar y sus habitantes

           Funcionalidad

 En nuestro tiempo, la potencia y consumo de una vivienda es mucho mayor que la de antes. Por esta razón, es importante que nuestra instalación soporte estas nuevas necesidades.

Además, hay que saber si poseemos las tomas de corriente y puntos de luz que necesitamos a lo largo de la casa, sobre todo en la cocina.

Además, si renovamos la instalación, podemos incluir la instalación de sistemas domóticos que nos permitan controlar, de forma remota, los diferentes aspectos de nuestra vivienda.

Otro de los aspectos importantes es si tu instalación es trifásica o monofásica. Si estás en el primer caso, pasar a una instalación monofásica puede que sea una gran razón para renovar toda la instalación.

Mayor confort y ahorro

Muchas veces, una instalación defectuosa consume mucho más que una nueva. Pese a que renovar una instalación puede tener un alto coste, el ahorro y el confort que puede proporcionar hace que se convierta en una gran inversión.